CAPSULES-HAITIMONDE.COM - Les Dernières Nouvelles d’Haiti - Tout sur l’actualité haitienne - Le réseau de référence Haitimonde.com

Infraestructura / frontera Alegato a favor de una frontera Haitiano-Dominicana operando 24 horas del día

vendredi 11 mai 2012 par Joel Lorquet

El 15 de abril del 2012, un día después de nuestra llegada a Santo Domingo en avión para tratar un asunto urgente, decidimos regresar a Haití en Terrabus, una compañía de transporte terrestre. Partimos a las 11:07 de la mañana, el viaje duro menos de 4 horas y llegamos a la frontera a las 14:55 horas.

Sin embargo, nos quedamos inmóviles durante varias horas debido a las malas condiciones de la carretera : un camión lleno de verduras derrumbadas en el lago y un tráiler atorado en el lodo estorbaban la carretera. Tras reiteradas maniobras pudimos, a paso de tortuga, llegar cerca de la puerta principal, un poco después de las 7 de la noche.

Al lado del Terrabus seis otros autobuses de la Capital Coach Line, del Caribe Tours y de otra compañía de transporte dominicana estaban esperando. Aún era de día cuando intentamos negociar con los soldados responsables de encargados de la gestión de la puerta fronteriza. A pesar de muchos contactos establecidos con las autoridades dominicanas, se negaron a permitir que el bus cruzara la frontera. Los pasajeros incluían muchos extranjeros, por ejemplo ciudadanos estadounidenses que viajaban por primera vez. Religiosos y otras personalidades importantes. También jugadores de un equipo de fútbol de Puerto Rico. El autobús llevaba un efectivo de 83 estudiantes de una institución religiosa de la capital.

Uno se puede imaginar a los pasajeros de estos 7 autobuses, forzados a dormir en el vehículo sin preparación además de que no existe un hotel o centro alojamiento en la vecindad de la frontera. Y regresar a Jimaní no es fácil, por el estado impracticable de la ruta. Por lo tanto los pasajeros no tenían otra opción que la de dormir en esta posición. Los mosquitos y el calor se fusionaron en parte cuando el motor del autobús se paro por falta de combustible. Tuvimos que esperar hasta el día siguiente, esperando avanzar rápidamente después de la apertura de las oficinas a la noche

Tome en cuenta que es, al menos, la segunda vez que este tipo de situación sucede. En tales casos, los responsables del autobús no toman en cuenta los pasajeros para albergarlos en un hotel o proveer alimentos.

Al día siguiente, a pesar de la apertura de las oficinas a las 8 de la mañana, seguíamos atorados allí. Era un lunes, día de mercado, por lo cual el tráfico era un infierno como así como todos los jueves. No podíamos hacer otra cosa que seguir esperando con impaciencia, mientras la cabinera no compartió ninguna información acerca de lo qué estaba ocurriendo y por qué todavía estábamos sentados esperando el autobús

Era mediodía cuando algunos pasajeros, comprendiendo que no nos estamos desplazando y que íbamos a perder un segundo día en la carretera, decidieron tomar sus pertenencias y regresar a Haití por su propia cuenta. Debimos pagar a unos señores para que transportaran el equipaje en la espalda y por una tarifa de 200 gourdes, caminar en el lodo y luego hallar una motocicleta para ir a Malpasse por 250 gourdes. Hasta en motocicleta, el tráfico esta difícil, porque hay que serpentear entre camiones y peatones debido al espacio muy justo del camino por los comerciantes. Finalmente, necesitaba ser flete un minibús para 1.250 Gourdes volver a la capital o a la estación de autobuses en Tabarre, donde algunos habían estacionado su vehículo privado.

Las autoridades dominicanas podrían programar mejor los trabajos de mantenencia de la carretera bordeando el lago

Muchos observadores se preguntan por qué funcionarios dominicanos han decidido continuar con el trabajo de carretera junto al lago de día, cuando varios remolques y autobuses visitan la frontera Haitiano-Dominicana. Es el caso del Director General de la Capital Coach Line, Sr. Roosevelt Jean-François, que estaba presente. Otros piensan que los dominicanos mejor hubieran trabajado de noche, de lo contrario, sabiendo los problemas y la congestión que el tráfico causaría, este domingo, hubieran extendido el horario de las oficinas y permitir el cierre del portón fronterizo a más tarde que generalmente, siendo una forma de facilitar muchos viajeros en este día.

Si los dominicanos y haitianos fueran más perspicaces ?

Hoy en día Malpasse - a ambos lados de la frontera - es en un estado tan lamentable que no tiene nada que envidiar al mercado de la Croix-des-Bossales. "Los comerciantes haitianos ya casi no van de compras a Santo Domingo, pero invaden el mercado de Jimaní cada lunes y el jueves, porque allí consiguen todo lo necesario", dijo un regular en la frontera.

Si los dominicanos y haitianos fueran más perspicaces referente a este fenómeno, los dos gobiernos podrían ponerse de acuerdo sobre la construcción de un nuevo camino desde Fonds Parisien ; hay un acuerdo para la construcción de un mega-mercado binacional en Malpasse y Jimaní. Algunos piensan que la construcción de una red ferroviaria desde Jimaní reduciría la duración de transporte para Santo Domingo y en caso de emergencia algunos hombres de negocio podrían ir a Santo Domingo y regresar el mismo día. Por desgracia, nadie - excepto los pasajeros agotados y desconcertados - parece preocuparse por esta situación aberrante.

Necesitad de una nueva frontera con infraestructuras modernas

Más que nunca, se revela importante y urgente para las autoridades de ambos países de proceder a la edificación de una frontera moderna con infraestructuras que responden a las normas internacionales vigentes. Ya es hora de pensar como transformar las ciudades fronterizas dotándolas de caminos estándares, de marcos adecuados para turistas y de oficinas apropiadas, como es actualmente el caso en el extranjero. ¡Después de todo estamos en el XXI siglo !

Una frontera es ante todo un centro neurálgico importante por la cual se efectúan numerosas transacciones económicas. Ni hablar de la frontera haitiano-dominicana dónde las actividades comerciales se intensificaron desde el seísmo del 12 de enero de 2010 que provocó la destrucción del “wharf” de Puerto Príncipe, el principal puerto de nuestro país. Un flujo creciente de mercancías y de productos de todas clases, vehículos nuevos incluidos, transitan regularmente ahora a través de los cuatro puntos principales de la frontera, y, especialmente en la de Jimani-Malpasse.

En un país "sensato" una frontera nunca debería estar cerrada

En casi todos los países del mundo, las fronteras operan de forma permanentemente. Porque Haití (un país que quiere funcionar como todos los demás) siempre debe ser diferente y ubicarse en la dirección equivocada, se preguntan algunos pasajeros continuamente. Un haitiano residente de Boston, después de varios años viviendo en Francia y de visita a la República Dominicana por primera vez, dijo : "Cuando viajo en los Estados Unidos, la frontera entre ellos y Canadá está abierta 24 horas al día." Dice no comprender por qué aquí se puede cruzar la frontera sólo desde las 8 a.m. hasta las 6 p.m. (hora de República Dominicana). Qué hacer en caso de emergencia durante la noche, se pregunta. Es anormal que en 2012, cuando estamos hablando de desarrollo transnacional o transfronteriza, que los pasajeros siguen enfrentando un problema de horario de funcionamiento. Sería tan simple, como de costumbre en otros países, especialmente en Europa, de operar la aduana y los servicios de inmigración durante todo el día y la noche con 3 grupos empleados con una rotación de 8 horas cada uno. Trabajando de noche no debería reducir de cualquier modo el rigor necesario en la labor de los funcionarios asignados a este servicio.

Sabemos muy bien que esta situación de cierre de la frontera un domingo por la tarde causó muchos problemas ese día para los pasajeros que tuvieron que ir a trabajar al día siguiente, y para aquellos que pensaban tomar el avión para regresar a su país de residencia. Por desgracia, se vieron obligados a modificar su horario.

Ahora solo falta ver si las autoridades de los dos países que comparten la misma isla prestaran oídos a este nuevo grito. Por consiguiente, esperamos contra toda esperanza.

Joël Lorquet

joellorquet@yahoo.com








Accueil | Plan du site | info visites 331305

Suivre la vie du site fr  Suivre la vie du site FOIRE D’OPINIONS  Suivre la vie du site Textes d’Opinion   Politique de publication

Haitimonde Network